lunes, 2 de diciembre de 2013

Aprendizaje supervisado

Según Basogain, en el libro digital escrito el año 2006 titulado “Redes neuronales artificiales y sus aplicaciones”, las redes neuronales artificiales están inspiradas en las redes neuronales biológicas del cerebro humano. Están constituidas por elementos que se comportan de forma similar a la neurona biológica en sus funciones más comunes. Estos elementos están organizados de una forma parecida a la que presenta el cerebro humano. Las redes neuronales artificiales al margen de “parecerse” al cerebro presentan una serie de características propias del cerebro. Por ejemplo las redes neuronales artificiales aprenden de la experiencia, generalizan de ejemplos previos a ejemplos nuevos y abstraen las características principales de una serie de datos. (1) Aprender. Adquirir el conocimiento de una cosa por medio del estudio, ejercicio o experiencia. Las redes neuronales artificiales pueden cambiar su comportamiento en función del entorno. Se les muestra un conjunto de entradas y ellas mismas se ajustan para producir unas salidas consistentes. (2) Generalizar. Extender o ampliar una cosa. Las redes neuronales artificiales generalizan automáticamente debido a su propia estructura y naturaleza. Estas redes pueden ofrecer, dentro de un margen, respuestas correctas a entradas que presentan pequeñas variaciones debido a los efectos de ruido o distorsión. (3) Abstraer. Aislar mentalmente o considerar por separado las cualidades de un objeto. Algunas redes neuronales artificiales son capaces de abstraer la esencia de un conjunto de entradas que aparentemente no presentan aspectos comunes o relativos.

En palabras de Chauvin y Rumelhart, en el libro escrito el año 1995 titulado “Backpropagation: Teoria, arquitectura y aplicaciones”, una vez diseñada la arquitectura de la red neuronal, compuesta por capas y número de neuronas por capa, además de las funciones que la regirán, se tiene que proceder a entrenar a la red para que “aprenda” el comportamiento que debe tener; es decir, para que aprenda a dar la respuesta adecuada a la configuración de estímulos o patrones de entrada que se le presenten. Una excepción a esta regla general la constituyen las redes de Hopfield, que no son entrenadas sino construidas, de modo que tengan ya inicialmente el comportamiento deseado. Por este motivo, se ha dicho que las redes de Hopfield simulan el comportamiento “instintivo” mientras que las demás redes simulan el comportamiento “aprendido”.

Según Gestal, en la tesis de doctorado escrita el año 2009 titulada “Computación evolutiva para el proceso de selección de variables en espacios de búsqueda multimodales”, con la técnica de aprendizaje supervisado el entrenamiento consiste en presentarle a la red repetitivamente patrones de estímulos de entrada pertenecientes a un juego de ensayo. El juego de ensayo está formado por parejas “patrón de estímulos - respuesta correcta” y debe de ser elegido cuidadosamente. Cada pareja se denomina hecho. En el juego de ensayo debe estar representada equilibradamente toda la información que la red necesite aprender. Al realizar el entrenamiento la respuesta que da la red a cada patrón se compara con la respuesta correcta ante dicho patrón y, en virtud de esa comparación, se reajustan los pesos sinápticos. El reajuste de los pesos sinápticos está orientado a que, ante el patrón de entrada, la red se acerque cada vez más a la respuesta correcta. Cuando ante un patrón de entrada la red de neuronas ya responde correctamente, se pasa al siguiente patrón del juego de ensayo y se procede de la misma manera. Cuando se termina con el último patrón del juego de ensayo, se tiene que volver a empezar con el primero, ya que los pesos se han seguido modificando. En casos sencillos, al cabo de unos pocos pasos de entrenamiento completos, con todos los elementos del juego de ensayo, los pesos sinápticos de todas las neuronas se estabilizan en torno a unos valores óptimos. Se dice entonces que el algoritmo de aprendizaje converge. Es decir, después de sucesivas presentaciones de todos los patrones estimulares del juego de ensayo, la red, responderá correctamente a todos ellos y se puede considerar entrenada y dar por terminada la fase de aprendizaje. El aprendizaje puede realizarse con tres técnicas diferentes: aprendizaje supervisado, aprendizaje no supervisado y aprendizaje parcialmente supervisado. Al interior de estas técnicas, el aprendizaje supervisado es la técnica de aprendizaje más sencilla, consiste en la presentación de los patrones de entrada y de las etiquetas de clase deseadas para cada patrón de entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada