lunes, 26 de enero de 2015

Sistemas de información

En el estudio realizado por los investigadores Rodríguez y Daureo, publicado el año 2003 con el título “Sistemas de información: Aspectos técnicos y legales”, los sistemas de información y las telecomunicaciones surgieron como dos culturas separadas con filosofías totalmente diferentes: Por un lado los sistemas de información surgieron ligados a la aparición y desarrollo de las computadoras, se hizo una incorporación rápida de los nuevos cambios tecnológicos que se iban produciendo, contaba con un alto porcentaje de improvisación en la búsqueda de soluciones y el desarrollo de soluciones se producía a modo de islas separadas y sin mucha relación entre sí. Por su parte las telecomunicaciones surgieron ligadas a la aparición y desarrollo de las redes telefónicas, se hizo una incorporación lenta y progresiva de los avances tecnológicos además de que su perspectiva era la de una red global. A lo largo de su evolución histórica se han producido contribuciones mutuas de cada campo al desarrollo del otro, en realidad, los avances experimentados en los sistemas de información están estrechamente relacionados con los avances realizados en el campo de las telecomunicaciones. Esta es la razón por la que se utiliza el término tecnologías de la información y las comunicaciones para definir un conjunto de tecnologías complejas que agrupan aspectos como sistemas de información, ingeniería del software, telecomunicaciones, automatización, etc. Aunque cada una de estas disciplinas tiene su propia dinámica interna, la interrelación existente entre ellas hace necesario considerarlas de una forma conjunta, como un sistema.

Saroka, en el libro publicado el año 2002 titulado “Sistemas de información en la era digital”, menciona que un sistema de información es un conjunto de recursos humanos, materiales, financieros, tecnológicos, normativos y metodológicos, organizado para brindar, a quienes operan y a quienes adoptan decisiones en una organización, la información que requieren para desarrollar sus respectivas funciones. Un sistema de información no requiere necesariamente el uso de la tecnología de computación. Han existido sistemas de información antes de que se crearan las computadoras. Por otra parte, aun en los sistemas de información más modernos y con más amplio uso de dispositivos de computación, se realizan muchas operaciones y se cumplen muchas funciones en las que la tecnología informática no interviene o lo hace sólo en una limitada función de apoyo. Sin embargo, la computación y las comunicaciones han potenciado de manera bastante extraordinaria la capacidad, velocidad y exactitud del tratamiento de los datos, por lo que resulta prácticamente inconcebible el diseño de un sistema de información eficiente sin el empleo de tales tecnologías.

Según los investigadores Keneth y Julie Kendall, en el libro publicado el año 2005 con el título “Análisis y diseño de sistemas”, mencionan que los sistemas de información se desarrollan con diversos propósitos, según las necesidades de la empresa. Los sistemas de procesamiento de transacciones funcionan al nivel operativo de una organización, los sistemas de automatización de la oficina y los sistemas de trabajo del conocimiento apoyan el trabajo al nivel del conocimiento. Los sistemas de información gerencial y los sistemas de apoyo a la toma de decisiones se encuentran entre los sistemas de alto nivel. Los sistemas expertos aplican el conocimiento de los encargados de la toma de decisiones para solucionar problemas estructurados específicos. Los sistemas de apoyo a ejecutivos se encuentran en el nivel estratégico de la administración. Los sistemas de apoyo a la toma de decisiones en grupo y los sistemas de trabajo corporativo apoyados por computadora, descritos de manera más general, auxilian la toma de decisiones semi-estructuradas o no estructuradas a nivel de grupo.

Los investigadores Kendall, en el libro citado anteriormente, indican que el análisis y diseño de sistemas, tal como lo realizan los analistas de sistemas, tiene el propósito de analizar sistemáticamente la entrada o el flujo de datos, procesar o transformar datos, el almacenamiento de datos y la salida de información en el contexto de una empresa en particular. Más aún, el análisis de sistemas se emplea para analizar, diseñar e implementar mejoras en el funcionamiento de las empresas, a través de sistemas de información computarizados. La instalación de un sistema sin una planeación adecuada conduce a una gran decepción y con frecuencia provoca que el sistema deje de utilizarse. El análisis y diseño de sistemas da forma al análisis y diseño de sistemas de información, un esfuerzo muy valioso que de otra manera podría haberse realizado de una manera fortuita. Se le puede considerar como una serie de procesos sistemáticamente emprendidos con el propósito de mejorar un negocio con ayuda de sistemas de información computarizados. Gran parte del análisis y diseño de sistemas implica trabajar con usuarios actuales y ocasionales de los sistemas de información. Es importante que los usuarios intervengan de alguna manera durante el proyecto para completar con éxito los sistemas de información computarizados. Los analistas de sistemas, cuyos roles en la organización se describen a continuación, constituyen el otro componente esencial en el desarrollo de sistemas de información útiles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada