lunes, 14 de septiembre de 2015

Agentes conversacionales

En la tesis de maestría de Cobos, escrita el año 2013 con el título “Integración de un chatbot como habilidad de un robot social con gestor de diálogos”, se menciona que el uso de los agentes conversacionales o chatbots es bastante común, pues se han vuelto instrumentos de uso múltiples en disciplinas variadas, desde simples supervisores de conversaciones, atención al cliente, ayudantes, hasta mantener una conversación de cualquier tema específico con la capacidad de emular el diálogo que un usuario mantendría con un agente real. Los agentes son programas basados en inteligencia artificial, son entidades capaces de percibir su entorno, procesar lo que perciben y tener una reacción, es decir, una respuesta o actuar en su entorno de manera racional.

El investigador Pérez, en la tesis doctoral escrita el año 2014 con el título “Análisis y optimización de agentes conversacionales 3D para sistemas empotrados”, indica que en el ámbito de la inteligencia artificial existen dos grandes posturas que marcan el objetivo de las investigaciones en todos los campos en los que participa. La “inteligencia artificial fuerte” persigue la creación de máquinas conscientes, una verdadera “vida artificial”, mientras que la “inteligencia artificial débil” descarta esta posibilidad y sus pretensiones son más modestas; considera suficiente el que una máquina pueda actuar como si fuera inteligente. Estas dos visiones tan distantes han impregnado la investigación sobre sistemas conversacionales. La primera aproximación, referida a la inteligencia artificial fuerte, sería la de la percepción de los sistemas conversacionales como una simulación del lenguaje humano, con el objetivo de lograr una teoría completa y capaz de ser implementada en términos computacionales. La segunda aproximación, de la inteligencia artificial débil, con un perfil más ingenieril, es la construcción de interfaces hombre-máquina más naturales y fáciles de usar debido a la incorporación de la comprensión y gestión del dialogo hablado. El análisis realizado se complementa con el efectuado en el artículo escrito por Larsson, el año 2005 titulado “Sistemas de dialogo: Simulaciones o interfaces”.

Edlund y sus colegas, en el artículo publicado el año 2006 titulado “Dos caras de los sistemas de dialogo hablado”, mencionan que otro aspecto relevante que afecta al diseño e implementación del sistema conversacional es la metáfora que el propio sistema representa de cara al usuario. La metáfora “interfaz” considera que el sistema se percibe como una interfaz con la máquina, mientras que la metáfora “humana” hace que el sistema sea percibido como un ser humano. Durante las fases de diseño del agente conversacional se debe ser coherente con el tipo de metáfora que representa el sistema, ya que el tipo de diálogo que el usuario mantiene y espera de él es diferente en ambos casos.

Gracias a este reciente desarrollo en la tecnología de los agentes conversacionales, están surgiendo investigaciones que abordan la incorporación de aspectos “humanos” a estos sistemas, como pueden ser la personalidad, incorporada en el artículo de Galvao y sus colegas del año 2004 titulado “Persona-AIML: Una arquitectura para el desarrollo de chatterbots con personalidad”, y el uso de la intención, reportado en el artículo escrito por Neves y sus colegas el año 2006 con el título “IAIML: Un mecanismo para tratar la intencionalidad en chatterbots AIML”, o las emociones durante los diálogos, mencionado por Baldassarri y sus colegas en el artículo publicado el año 2007 con el título “Interacción emocional con actores virtuales a través de lenguaje natural”. Otro aspecto importante que se introdujo en tiempos relativamente recientes es la idea de dotar al agente conversacional de una representación física virtual, una encarnación, son los denominados ECAs, reportados en el artículo de Baldassarri y sus colegas escrito el año 2007 con el título “Motor de código abierto para agentes animados encarnados”. Estos agentes pueden consistir en simples caras animadas que hablan o ser mucho más complejos, con representaciones gráficas 3D de cara y cuerpo, incluyendo variaciones gestuales, sincronización labial, etc. Cerezo y sus colegas, en el artículo publicado el año 2007 con el título “Agentes virtuales 3D para el control de entornos inteligentes domóticos”, mencionan que entre otras aplicaciones, se están presentando estudios prometedores acerca del uso de este tipo de agentes como nueva forma de interacción en el área de los ambientes inteligentes.

Wooldridge y Jennings, en el libro publicado el año 1995 con el título “Agentes Inteligentes” mencionan que un agente conversacional es un programa de software que interpreta y responde a las declaraciones realizadas por los usuarios en lenguaje natural corriente. Se integra técnicas de lingüística computacional y la comunicación se puede establecer a través de Internet, mensajes instantáneos, correo electrónico, foros, etc. El término “agente conversacional” puede ser analizado por las dos palabras que lo componen. La palabra “agente” es un sistema software, el cual, viene definido por su flexibilidad, entendiendo por flexible que un agente sea: (1) Reactivo, responda al entorno en que se encuentra. (2) Proactivo, que sea capaz de intentar cumplir sus propios objetivos. (3) Social, sea capaz de comunicarse con otros agentes mediante algún tipo de lenguaje. Utilizando el Diccionario de la Real Academia Española, la palabra conversacional significa “Perteneciente o relativo a la conversación.”, entonces un agente conversacional es una entidad artificial diseñada para tener conversaciones con seres humanos u otros agentes conversacionales. Los agentes conversacionales son llamados chatbot, bots, chatterbots, Vpersonas o persona virtual. En la actualidad existen muchos agentes conversacionales con variadas características, utilidades, complejidad y capacidad de respuesta. Se puede encontrar desde sencillos chatbots pensados como juego y diversión, que pretenden responder de forma más o menos cómica, hasta otros muy complejos y técnicos en algún campo que tienen un uso práctico elevado o simplemente que han sido construidos con fines comerciales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada